Liverpool

El Madrid, ha ganado 2 champion seguido (y eso no se ha analizado lo suficiente) pero siempre las ha pasado canutas, el bayern , el psg, la final, etc. Al final los resultados si han sido más claros, pero en los partidos pues hay problemas, eso si siempre esos problemas los ha mirado de cara, nunca ha torcido el ritmo y le ha salido bien. 
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
El barca, seria al reves del liverpol si llega a la final le veo mas favorito, pero para llegar le veo como a los demas en esta version. 
Y el bayern pues es el bayern, y al final Heynckes va a hacer un equipo mas sencillo , mas aleman y el bayern aleman es. 
Como terminará la hsitoria, que sera lo decisivo, pues eso es lo bueno, a mi lo de favoritos, que si messi o ronaldo, o que si isco me aburre, me gusta ver los partidos tranquilamente.
Para mí, y vaya por delante que me encantó por momentos el partido del Liverpool, creo que las dos claves que determinan sobre manera el partido son la puntualidad del Liverpool a la hora de hacer los dos primeros goles en sus dos primeras ocasiones y, algo que hasta ahora no habíamos visto en el City, la falta de convicción e insistencia en el que ha sido su plan y en la que es la idea de su técnico. A mí de hecho, sus primeros 20 minutos no me parecen malos en cuanto a lo que propone a pesar de que se lleva un 2-0 en contra: sumar muchos pases para bajar el ritmo del partido y apagar Anfield, disposición de 3 centrales+Walker y el doble pivote para controlar las contras y dominar la segunda jugada, Sané recibiendo abierto para ganar altura por fuera… El problema es que la primera carrera de Salah con espacios acaba en gol y a partir de ahí todo se tuerce, y los jugadores del City empiezan a dejarse influenciar por el ambiente, a pegar pelotazos sin sentido, a precipitarse en sus envíos. En definitiva, a no hacer aquello que llevan mostrando toda la temporada y que es necesario para ser ellos mismos. Encima Oxlade mete el golazo que mete y eso no hace sino acrecentar lo expuesto anteriormente. Pero como digo, a mí ese 2-0 en 20′ lo achaco a esa pegada descomunal de los de Klopp (algo que les hace un marronazo contra cualquier equipo, ya que lo de ayer es extrapolable a cualquier partido) y esa falta de jerarquía del City para imponer el escenario que le conviene cuando vienen mal dadas en Copa de Europa (tanto a nivel de club como individual de sus jugadores) 
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Es a partir de ese 2-0 cuando para mí el Liverpool hace su fútbol más meritorio, dividido en dos fases: 1) En los últimos 25′ del primer tiempo consigue dividir la posesión y, a la hora de poseer ellos el esférico, darle pausa y establecer posesiones largas en campo contrario, obligando al City a jugar en un escenario al que no están acostumbrados. A destacar aquí el trabajo de Milner y Henderson (sensacionales ambos) a la hora de controlar la segunda jugada, de Oxlade (finísimo tanto en conducción y en la asociación, además de permitir constantemente ganar altura a su equipo a través de su diagonal hacia fuera a la espalda de Laporte, que estaba pendiente de Salah) y de Firmino (imponiéndose casi siempre en los apoyos a los centrales y activando siempre de cara a sus compañeros). 2) En la segunda parte, el Liverpool replegó y defendió la ventaja. En este periodo creo que destacan dos cosas. La primera es la respuesta del City durante los primeros minutos, comandada por un gran Silva y de nuevo buscando juego en base a sus ideas. La segunda es lo bien que lo hicieron los reds en una fase de juego que en otros partidos es propicia para sacar a la luz algunas de sus debilidades, pero que ayer no fue tal cosa. Impresionante actuación de su pareja de centrales y de Alexander-Arnold (inconmensurable en su defensa sobre Sané, lo que privó de su principal vía de desequilibrio al City).

Hazard fue de Primero

Eden Hazard, uno de los mejores futbolistas de Europa, se encargó de poner de manifiesto el proceso de cambio por el que atraviesa el Atlético de Madrid. Los del Cholo perdieron en forma y fondo un partido que restó cierta credibilidad a su nuevo plan, superado de igual modo tanto en su repliegue como en su transición ataque-defensa. El belga, junto a Álvaro Morata, clavó la bandera en área contraria con cierta suficiencia, arqueando la ceja de un Metropolitano que no reconoció a los suyos en las noches grandes. Incluso obteniendo la ventaja del 1-0, el Atlético no tuvo el control táctico y emocional que se le presupone cuando abre el marcador.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Con Thomas y Correa sobre el césped, Simeone confirmó que sus primeros meses de competición están supeditados a la titularidad y crecimiento de ambos jugadores, lo que está llevando a su equipo a jugar de una determinada forma, diferente, a resolver problemas desde la pelota y a definirse de un modo opuesto: salidas en corto, pases rasos, ataques más elaborados. Con esa intención, el Atlético salió a crear la ocasión con mucha gente por delante de la pelota. El Chelsea tendría garantizados los espacios en ataque a través de su contragolpe. En dicho escenario, los de Simeone no sólo no crearon situaciones de peligro sino que sufrieron con continuidad en su balance defensivo. La pareja Morata-Hazard condicionó el choque.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Con Juanfran y Felipe muy arriba, Thomas de mediocentro y Godín a campo abierto, Antonio Conte vio el cielo abierto a través de un Hazard mayúsculo, sin rival que pudiera igualar su conducción. El Atlético corría mucho en defensa y quedaba muy separado; el control no era suyo. Como añadido, cuando tenía la pelota no encontró alturas y sociedades productivas. Griezmann ya no se ofrece como antaño, Koke no fue habilitado y Correa, que lo intentó en el pico del área, encontró en la gran labor defensiva de Cesc, tercer centrocampista junto a Bakayoko y Kanté, un tapón para contactar con la pelota. El partido fue acercándose hacia los intereses blue, más si cabe cuando, en ataque organizado, once contra once, tampoco le costó demasiado profundizar e intimidar.

Su rival, referencia en 2014 y 2016 en tales tareas, fue superado cuando armó su clásico 4-4-2. EL posicionamiento de las líneas, la tensión de sus piezas, y el momento de algunas de ellas han erosionado un plan que quedó lejos de demostrarse fiable, con problemas en el mediocentro y en los costados. Esa debilidad no se tradujo en situaciones claras de gol, pero el Chelsea, un equipo al que le cuesta ser creativo con balón pero es ágil desde su sistema, dominó el choque en esa segunda fase del juego. Simeone, entonces, modificó su dibujo en ataque y algo se notó.

El argentino colocó a su compatriota Correa como extremo, atacando en 4-3-3. Sin referencias físicas en ataque y sin la movilidad de Griezmann, y sin las combinaciones en superioridad que los rojiblancos sí tienen en las bandas, el Cholo puso a su hombre más capaz en estos momentos para recibir y generar. Abierto sobre la cal, Correa fijó a Alonso y permitió al Atlético respirar y subir su ataque

El pasillo para el Campeón

El Real Madrid venció por primera vez en su historia en el Signal Iduna Park tras derrotar a un Borussia Dortmund hecho a imagen y semejanza de su nuevo entrenador, Peter Bosz. Es más, de no ser por el color de la camiseta, su equipo podría haberse confundido con el Ajax de Amsterdam del año pasado. Su apuesta por lo joven resulta encomiable y enriquecedora, pero en lo táctico, siempre deja la sensación de apostar a ultranza por un modelo que sus jugadores no conocen. Pocas estructuras más débiles que las diseñadas por Peter Bosz se han descubierto en los dos últimos cursos de fútbol de élite. Viniendo de Jürgen Klopp y Thomas Tuchel, el tema choca.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Formalmente, parte del modelo susodicho se edifica sobre una defensa adelantada que a Zinedine Zidane le puso las cosas fáciles. Sobre todo, porque se las puso fáciles a Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, que conformaron la pareja de puntas y completaron la mejor actuación dual que se les recuerda con este dibujo. Por supuesto, el hecho de que hubiera espacio para correr a la espalda de la zaga fue una oportunidad que explotaron productivamente, pero la gran ventaja contextual consistía en que, sin la necesidad de jugar de espaldas, no añoraron al “9”, a quien suelen requerir para que sus rutinas de movimientos comunes fluyan con naturalidad y eficacia.

Solventada por el planteamiento de Bosz la principal dificultad que podría encontrar la alineación blanca, el resto le resultó sencillo. No tranquilo, pues el ritmo impuesto por los amarillos exigía tensión y despliegue y además alguna ocasión iba a crear a cambio de tanto riesgo, pero sí sencillo, porque el único resultado posible era la victoria del Madrid. A destacar, que Toni Kroos y Luka Modric, en un partido de muchas transiciones, marcaron la diferencia como en los días más posados. Lo de esta legendaria dupla de centrocampistas no es un determinado tipo de juego. Es la propia Copa de Europa.Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Uno de los trucos de Kroos y Modric se basa alejarse el uno del otro; cuanta más distancia les separa, más y mejor dominan a partir de la posesión. De ahí la tremenda utilidad del ajuste que posiciona a Kroos casi como falso lateral izquierdo durante la fase de salida. En contraposición, la solución para el Borussia Dortmund podría recaer en acercar piezas. Sin nivel técnico ni táctico para conectarse entre sí, tejer puentes más directos le podría dotar de algo de la consistencia de la que, hoy por hoy, carecen de todas todas. Quizá juntar las dos únicas buenas noticias de anoche constituiría un inicio de cara a recuperar esa competitividad en la Champions: el regreso del prometedor Julian Weigl y el notable primer tiempo del capitán Nuri Sahin, que mientras escapó de la vigilancia de Isco, comandó los minutos más interesantes de su equipo haciéndolo llegar arriba con criterio y empaque. En cualquier caso, se vislumbra una ardua tarea en la cuenca del Ruhr si el objetivo, como se presume, radica en superar al Real Madrid o al Tottenham en la máxima competición

Camisetas clásicas: esa distinguida minoría escocesa

En el camino que lleva hasta Greenhill Road apenas me cruzo con un puñado contado de aficionados de mi equipo. Es día de partido, pero no lo parece. Nos conocemos todos, somos como una pequeña gran familia. Por eso, cada vez que me cruzo con una camiseta blanca y negra, levanto la mirada del suelo, miro a los ojos del tipo en cuestión y mi boca deja escapar un tímido pero cómplice saludo. No sé ni cómo se llama, pero es mi compañero de sufrimientos y de alegrías, argumento más que suficiente para que ninguno de los dos nos sintamos incómodos en el saludo. Somos seguidores de un club pequeño, muy pequeño, y jugamos en la competición liguera más desigual de Europa. Pero el ritual del fin de semana es sagrado.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Aquí, en una tierra en la que el fútbol lo aglutinan mayoritariamente dos colosos, ser seguidor de un pequeño equipo que apenas reúne a 5.000 personas cada dos semanas en el graderío de su estadio es una experiencia compleja de sobrellevar. En Saint Mirren Park puedes escuchar cada lamento, cada suspiro por una ocasión fallada procedente de la tribuna de enfrente. O, al menos, siempre y cuando no nos visiten el Rangers o el Celtic. Esos días no hay sitio para todos los que quieren entrar.
Parece increíble que todos juguemos en la misma competición. Cuesta creer que ese equipo que antesdeayer rendía visita a cualquier gran estadio europeo, desplazando a varios miles de seguidores detrás de él, hoy juegue en una remota esquina del mapa de Escocia, contra un rival tan alejado de la primera plana que apenas nadie sabe ubicarlo. Poder ver partidos de la primera categoría escocesa en un sitio como Inverness es ya todo un premio. Que el Caley Thistle logre imponerse o, al menos, plantar cara, a los dos gigantes de Glasgow, es motivo de un orgullo que durará meses… pero de momento es una quimera.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Y es la situación de muchos. De la gran mayoría de los clubes que forman la Scottish Premier League. Excepción hecha de Rangers, Celtic y, en mucha menor medida, Hearts o Aberdeen, el resto de los equipos que completan los diez integrantes de la máxima categoría del fútbol escocés responden a un mismo perfil: modestia, escasa masa social, éxitos contadísimos y mucho, mucho peso de la tradición. Jamás llegarán a ser conocidos fuera de Escocia. A duras penas lograrán arañar alguna semifinal de Copa o alguna clasificación para competiciones europeas. Muchos aficionados seguirán incluso sin saber reconocer cuáles son los colores del Dunfermline, del Motherwell o del Kilmarnock. Pero, mientras tanto, mientras Celtic y Rangers centran las atenciones de todos, los graderíos de East End Park, de Fir Park o de Rugby Park seguirán tiñéndose cada quince días de camisetas negras, naranjas o blanquiazules. Sin que a sus orgullosos portadores les importe lo grande o pequeño que su equipo del alma pueda ser.
Puedes comprar estas camisetas y cientos más en Classic Football Shirts.

Parma, de pronto llegaron ellos

Cuando el fútbol italiano dominaba Europa con mano firme y chequera poderosa, nosotros aún acabábamos de salir de la adolescencia. Asistimos a las exhibiciones del Milan de Sacchi y los holandeses cuando todavía éramos unos niños y el fútbol nos interesaba de manera relativa, compartiendo espacio en nuestra organización cotidiana con los Lego o los Masters del Universo. Quizá por eso, por oír a nuestros mayores alabar las excelencias de aquel equipo que había despedazado sin remordimiento la enésima avanzadilla madridista en busca de la añorada Copa de Europa, el fútbol italiano era visto como una especie de ogro tenebroso y voraz. Recuerdo a mis primos mayores lamentarse y hablar con una mezcla de respeto, admiración y envidia de un equipo de fútbol que a mí, ajeno a toda aquella película, me parecía casi mitológico. Fue también la época en la que el FC Barcelona se hizo con los servicios de un tal Michael Laudrup, una estrella que languidecía en aquella Juventus huérfana de Boniek y Platini. Fueron además los extraños años en los que algunos conocidísimos jugadores españoles, como Martín Vázquez o Ricardo Gallego, se marcharon hacia el Calcio dejando atrás un futuro probablemente más estable en la liga española y condenando sus carreras en un fútbol en las antípodas del nuestro.
A mí, que todas aquellas noticias me llegaban un poco en sordina y medio de refilón, Italia comenzaba a parecerme un país asombrosamente fascinante, precisamente en esa etapa de la vida en la que como algo te asombre y te impacte, lo termina haciendo para siempre. Tal vez por eso, cuando ya entrada en mi adolescencia el fútbol comenzó a ocupar una parte muy generosa de mi tiempo y mi atención, el primer lugar hacia el que dirigí la vista fue Italia, el país que acababa de acoger mi primer gran Mundial.
Las páginas de la histórica Guerin Sportivo, que a Bilbao llegaba con cuentagotas, se terminaron por convertir en mi lectura de cabecera en aquellos años pre-Internet. Cada dos o tres semanas desfilaban ante mí los Maldini, Roberto Baggio, Signori, Bergomi, Vialli… las grandes estrellas de los grandes equipos eran los principales protagonistas de las páginas de la Guerin. Hasta que llegaron ellos. Con sus atípicas y vibrantes camisetas amarillas y azules, con sus onces repletos de futbolistas hasta entonces desconocidos, con esa firme apuesta por torpedear el orden establecido.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Con el músculo financiero de la por entonces poderosa Parmalat y bajo la dirección técnica de Nevio Scala, el Parma AC irrumpió en la Serie A con la fuerza de un tornado. Apenas unos meses después del primer ascenso de su historia a la máxima categoría del fútbol transalpino, el Parma coronaba un año de éxitos con la sexta posición final en la clasificación liguera. Era la puerta del continente. La llave para el que sería el escenario más exitoso del club de la Emilia-Romagna. Porque si por algo se recuerda al Parma de la década de los noventa es por una cadena de éxitos europeos sin precedentes en la historia del fútbol continental. La Coppa de Italia del año 92 fue supuso el primer título de su historia. Luigi Apolloni, Antonio Benarrivo y Lorenzo Minotti, que acabarían siendo internacionales, ya destacaban en la defensa de aquel equipo. El sueco Thomas Brolin y Alessandro Melli aportaban el gol. Sobre aquella sólida base, Parmalat comenzó a inyectar liras sin reparar en gastos. Llegó el Tino Asprilla y, con él, el primer título europeo: la Recopa de 1993. Aquel éxito sin precedentes en un club que tres años atrás peleaba los cero a cero en el campo del Catanzaro o de la Triestina, disparó la euforia y terminó por desatar una tendencia que a la larga terminaría siendo devastadora. Parmalat decidió hacer del Parma la nueva referencia del fútbol italiano. Gianfranco Zola, Néstor Sensini, Dino Baggio y Fernando Couto apuntalaron la plantilla del campeón de la Copa de la UEFA de 1995. La ambición parecía Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características no tener límite. Y la década no iba a terminar sin ver de nuevo al Parma levantar un título continental.

Con una plantilla profundamente renovada en la que sobresalían los nombres de Gigi Buffon, Fabio Cannavaro, Hernán Crespo, Lilian Thuram, Enrico Chiesa o Juan Sebastián Verón, el Parma repitió éxito al levantar la Copa de la UEFA de 1999. Sería, esta vez sí, su último título europeo. La resaca del éxito aún alcanzó para ganar otra Coppa en el año 2002. Pero el equilibrio logrado durante la década de los noventa comenzó a dar síntomas de podredumbre. Las desproporcionadas inversiones multimillonarias de Parmalat acabarían destapando un escándalo financiero que terminó llevando a la bancarrota al gigante de la industria de la alimentación. Con Parmalat, se hundió el Parma. Era el año 2004, y el glorioso Parma Associazione Calcio se veía obligado a renombrarse como Parma Football Club, desprendiéndose de sus mejores futbolistas para hacer frente a las cuantiosas deudas acumuladas, al mismo tiempo que abandonaba las camisetas amarillas y azules para recuperar el tradicional uniforme blanco con la cruz negra.
El fútbol en el Ennio Tardini no volvió a ser igual. El club llegó incluso a perder su sitio en la Serie A en la temporada 2007-08, tras dieciocho años consecutivos entre los grandes del país, aunque no tardó en recuperarlo apenas una temporada más tarde. A día de hoy, Parma ha recuperado el pulso, se ha estabilizado en la máxima categoría y aspira a volver a competir en Europa más pronto que tarde. Más de veinte años después de que llegaran ellos. Los que se empeñaron en cambiar el orden establecido en el fútbol italiano.
Puedes comprar camisetas del Parma AC, del Parma FC y de cientos de equipos más en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

El ímpetu de Fernández

Antes incluso de sufrir las consecuencias de su derrota en Waterloo, Napoleón Bonaparte ya decía que la victoria tiene cien padres, pero que la derrota es huérfana. Dicha frase ha sido utilizada en multitud de ocasiones para reflexionar acerca de la soledad del derrotado, pero si de la candidatura al título de Liga del Real Madrid de Zidane se trata tenemos que quedarnos con “la parte que nunca importa”, con lo que va antes del “pero”. Porque si el conjunto blanco suma al menos cuatro de los seis puntos que le quedan en juego el reparto de méritos deberá ser mucho más amplio de lo normal. No es ya una cuestión de competir como equipo o de química colectiva, sino más bien de cómo la inmensa mayoría de sus futbolistas se han ido alternando a lo largo de la temporada a la hora de tirar del pelotón.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Esto ha sucedido, en primer lugar, porque Zinedine Zidane así lo decidió, así lo buscó y así lo potenció desde el primer día a base de demostrar una confianza plena e inquebrantable por cada uno de sus jugadores. Con una visión muy global, priorizando siempre el ganar la guerra a costa de poder perder ciertas batallas, el técnico francés ha ido responsabilizando a todo el vestuario del resultado final, aun a sabiendas, como ya sabía su compatriota, de que en caso de derrota no habrá nadie más responsable que él. Pero, claro, Zidane sabe que su confianza no es ni mucho menos ciega. Que contar con Varane/Pepe como tercer central, con Iscocomo jugador número doce, con James como opción puntual y con Morata como segundo delantero es algo que no está al alcance de ningún otro equipo del mundo. Por calidad neta, pero también por adecuación a los diferentes retos, la profundidad de su plantilla marca diferencias.

Y, pese a que todos pueden explicar esto de una forma diferente, con sus argumentos y sus matices, la visión no estaría del todo completa si no pusiéramos en valor la figura de Nacho Fernández.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Del central madridista se ha repetido como un mantra -justificado- aquello de que “siempre cumple”. Pero éste elogio, que es el mejor posible para un cuarto central de un grande, se comenzó a quedar pequeño desde hace ya un tiempo. Su rendimiento individual, ajeno siempre al momento del equipo o a la falta de continuidad, se ha ido elevando conforme el paso del tiempo y de los partidos nos ha permitido conocerle mejor. Seguramente la mejor de sus virtudes sea su metódica concentración, esa que le lleva a cometer muy pocos errores y a permitirse el lujo de sumar aciertos como el del domingo ante el Sevilla, pero sí ha conseguido instalarse en un puesto tan exigente como el de central del Real Madrid ha sido sobre todo por su punta de velocidad. Ésta quizás sabe a poco por haber ido acompañando a tres de los centrales más imponentes del momento -y de la historia- en este sentido (Pepe, Ramos y Varane), pero no por ello es menor ni reseñable. Sobre todo en clave liguera, donde así logra controlar a la gran mayoría de delanteros rivales.

La base para Construir

Con la figura de Marcelino García Toral marcando ya el futuro más próximo del Valencia Club de Fútbol, éste es un buen momento para repasar el legado que deja Voro González como entrenador. Cierto es que el equipo che no despegó, no rompió a jugar y tampoco se mostró excesivamente regular, pero sí logró acabar con muchos de los vicios que había adquirido a nivel táctico y comenzó a generar soluciones de calidad que, quizás, pueden tener una continuidad.

Aunque por momentos Rodrigo fue de lo mejor del Valencia, sobre todo moviéndose para Nani y Munir/Mina, al conjunto che le faltaba una referencia arriba sobre la que, sobre todo, por girar en ataque. Simone Zaza ha sido esto… Y también bastante más. A partir de su gran trabajo con los centrales, de su capacidad en el juego directo y, al final, también de su presencia en zona de remate (6 goles), el punta italiano ha sido crucial para facilitar ciertos procesos que al Valencia de Cesare Prandelli se le atragantaban. Además, para completar su buen aterrizaje, en los últimos duelos Zaza ha dejado la semilla de lo que también puede ser su futuro por delante de Rodrigo Moreno en un 4-4-2.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Una de las primeras decisiones como técnico de Prandelli fue la de adelantar a Dani Parejohasta la mediapunta. El italiano buscaba reactivar así el maltrecho juego interior del Valencia, que sin André Gomes se había quedado a cero, provocando que todas las secuencias de pases fueran muy previsibles y demasiado horizontales. Pero esto, claro, tenía una obvia contraindicación: perder a Parejo en salida. Para solucionar lo imposible, que venía a ser clonar a Dani Parejo, Voro subió del filial a un Carlos Soler que desde el primer instante demostró una interpretación del juego fascinante para su edad. Por delante de línea de balón, pero también ayudando en los primeros pases, el canterano significó una línea de pase súper constante para Dani. Así el Valencia fue cada vez más de Parejo, así el Valencia fue cada vez mejor. Y encima, ganó a un gran talento por el camino.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Demasiados meses, hacerle un gol al Valencia fue una cuestión de tiempo. Si se necesitaba poco para llegar, se necesitaba todavía menos para transformar dichas ocasiones en tantos. El punto de penalti era un oasis para los rivales, que siempre encontraban la manera y el espacio para marcar la diferencia. Sobre todo tras centro lateral. Sin embargo, cuando Voro normalizó la situación y el equipo se tranquilizó, Garay y Mangala se convirtieron en un argumento competitivo para, al menos, sobrevivir. Lo vimos en el Bernabéu, pero ha sido la tónica habitual en los últimos dos meses: el argentino y el francés convirtieron la duda en certeza. De ahí que en cuatro de los últimos diez partidos Alves consiguiera quedar imbatido.

Los costados han sido el principal problema que ha encontrado el Valencia esta temporada de cara a juntarse sobre el campo. El poco retorno de los extremos, la ausencia de un mediocentro, los problemas de los centrales, las pocas ayudas de los dos interiores… Todo revertía en que los laterales, todos de un perfil -muy- ofensivo, destacasen más por sus defectos que por sus obvias virtudes. Quizás por esto Voro decidió apostar desde el principio por Montoya en vez de por Cancelo, ya que el español, sin ser tampoco un especialista, es más sólido que el portugués. Y el movimiento no pudo dar mejor resultado. Además de por el plano defensivo, reforzado por el colectivo, Martín Montoya ha brillado en ataque haciendo suya toda la banda. Ya fuera porque delante estaban futbolistas con juego interior (Orellana o Soler) o por puntas (Munir), ese espacio quedaba libre para que así Montoya llegara, tocara y gustara.

Hazard fue de Primero

Eden Hazard, uno de los mejores futbolistas de Europa, se encargó de poner de manifiesto el proceso de cambio por el que atraviesa el Atlético de Madrid. Los del Cholo perdieron en forma y fondo un partido que restó cierta credibilidad a su nuevo plan, superado de igual modo tanto en su repliegue como en su transición ataque-defensa. El belga, junto a Álvaro Morata, clavó la bandera en área contraria con cierta suficiencia, arqueando la ceja de un Metropolitano que no reconoció a los suyos en las noches grandes. Incluso obteniendo la ventaja del 1-0, el Atlético no tuvo el control táctico y emocional que se le presupone cuando abre el marcador.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Con Thomas y Correa sobre el césped, Simeone confirmó que sus primeros meses de competición están supeditados a la titularidad y crecimiento de ambos jugadores, lo que está llevando a su equipo a jugar de una determinada forma, diferente, a resolver problemas desde la pelota y a definirse de un modo opuesto: salidas en corto, pases rasos, ataques más elaborados. Con esa intención, el Atlético salió a crear la ocasión con mucha gente por delante de la pelota. El Chelsea tendría garantizados los espacios en ataque a través de su contragolpe. En dicho escenario, los de Simeone no sólo no crearon situaciones de peligro sino que sufrieron con continuidad en su balance defensivo. La pareja Morata-Hazard condicionó el choque.

Con Juanfran y Felipe muy arriba, Thomas de mediocentro y Godín a campo abierto, Antonio Conte vio el cielo abierto a través de un Hazard mayúsculo, sin rival que pudiera igualar su conducción. El Atlético corría mucho en defensa y quedaba muy separado; el control no era suyo. Como añadido, cuando tenía la pelota no encontró alturas y sociedades productivas. Griezmann ya no se ofrece como antaño, Koke no fue habilitado y Correa, que lo intentó en el pico del área, encontró en la gran labor defensiva de Cesc, tercer centrocampista junto a Bakayoko y Kanté, un tapón para contactar con la pelota. El partido fue acercándose hacia los intereses blue, más si cabe cuando, en ataque organizado, once contra once, tampoco le costó demasiado profundizar e intimidar.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Su rival, referencia en 2014 y 2016 en tales tareas, fue superado cuando armó su clásico 4-4-2. EL posicionamiento de las líneas, la tensión de sus piezas, y el momento de algunas de ellas han erosionado un plan que quedó lejos de demostrarse fiable, con problemas en el mediocentro y en los costados. Esa debilidad no se tradujo en situaciones claras de gol, pero el Chelsea, un equipo al que le cuesta ser creativo con balón pero es ágil desde su sistema, dominó el choque en esa segunda fase del juego. Simeone, entonces, modificó su dibujo en ataque y algo se notó.

El argentino colocó a su compatriota Correa como extremo, atacando en 4-3-3. Sin referencias físicas en ataque y sin la movilidad de Griezmann, y sin las combinaciones en superioridad que los rojiblancos sí tienen en las bandas, el Cholo puso a su hombre más capaz en estos momentos para recibir y generar. Abierto sobre la cal, Correa fijó a Alonso y permitió al Atlético respirar y subir su ataque

El pasillo para el Campeón

El Real Madrid venció por primera vez en su historia en el Signal Iduna Park tras derrotar a un Borussia Dortmund hecho a imagen y semejanza de su nuevo entrenador, Peter Bosz. Es más, de no ser por el color de la camiseta, su equipo podría haberse confundido con el Ajax de Amsterdam del año pasado. Su apuesta por lo joven resulta encomiable y enriquecedora, pero en lo táctico, siempre deja la sensación de apostar a ultranza por un modelo que sus jugadores no conocen. Pocas estructuras más débiles que las diseñadas por Peter Bosz se han descubierto en los dos últimos cursos de fútbol de élite. Viniendo de Jürgen Klopp y Thomas Tuchel, el tema choca.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
Formalmente, parte del modelo susodicho se edifica sobre una defensa adelantada que a Zinedine Zidane le puso las cosas fáciles. Sobre todo, porque se las puso fáciles a Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, que conformaron la pareja de puntas y completaron la mejor actuación dual que se les recuerda con este dibujo. Por supuesto, el hecho de que hubiera espacio para correr a la espalda de la zaga fue una oportunidad que explotaron productivamente, pero la gran ventaja contextual consistía en que, sin la necesidad de jugar de espaldas, no añoraron al “9”, a quien suelen requerir para que sus rutinas de movimientos comunes fluyan con naturalidad y eficacia.

Solventada por el planteamiento de Bosz la principal dificultad que podría encontrar la alineación blanca, el resto le resultó sencillo. No tranquilo, pues el ritmo impuesto por los amarillos exigía tensión y despliegue y además alguna ocasión iba a crear a cambio de tanto riesgo, pero sí sencillo, porque el único resultado posible era la victoria del Madrid. A destacar, que Toni Kroos y Luka Modric, en un partido de muchas transiciones, marcaron la diferencia como en los días más posados. Lo de esta legendaria dupla de centrocampistas no es un determinado tipo de juego. Es la propia Copa de Europa.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Uno de los trucos de Kroos y Modric se basa alejarse el uno del otro; cuanta más distancia les separa, más y mejor dominan a partir de la posesión. De ahí la tremenda utilidad del ajuste que posiciona a Kroos casi como falso lateral izquierdo durante la fase de salida. En contraposición, la solución para el Borussia Dortmund podría recaer en acercar piezas. Sin nivel técnico ni táctico para conectarse entre sí, tejer puentes más directos le podría dotar de algo de la consistencia de la que, hoy por hoy, carecen de todas todas. Quizá juntar las dos únicas buenas noticias de anoche constituiría un inicio de cara a recuperar esa competitividad en la Champions: el regreso del prometedor Julian Weigl y el notable primer tiempo del capitán Nuri Sahin, que mientras escapó de la vigilancia de Isco, comandó los minutos más interesantes de su equipo haciéndolo llegar arriba con criterio y empaque. En cualquier caso, se vislumbra una ardua tarea en la cuenca del Ruhr si el objetivo, como se presume, radica en superar al Real Madrid o al Tottenham en la máxima competición

Dos partidos en uno

La Liga española y todos sus rangos competitivos, desde la clase más pudiente hasta la más necesitada, se acostumbró a convivir con dos plantillas de la máxima calidad, liderados por dos jugadores que rompieron cualquier estándar futbolístico y estadístico hasta dar con registros que probablemente no se repitan en el futuro. Entre el roce y la experiencia, surgieron diferentes ideas entre las que pasaba defender el campo propio con todos y en todo momento. Diferentes entrenadores ofrecieron soluciones detallistas, muy exigentes y comprometidas, que ejemplificaron lo que significa exprimir cada segundo de partido y cada metro del campo para visitar o recibir a Fútbol Club Barcelona y Real Madrid.
El Getafe visita hoy el Santiago Bernabéu después de dejar una extraordinaria impronta en su visita al Camp Nou. Su planteamiento fue de los que trabaja la reducción de espacios y sale a la contra pero no es la única manera de defender. Seguramente no crea tanto en ello Pepe Bordalás, pero el campeonato español suma varios ejemplos en este curso en los que la idea, lanzada y experimentada con éxito por Quique Sánchez Flores.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
El técnico del RCD Espanyol hablaba haces ya varias semanas de llegar vivo al final del partido, de poder gestionar los esfuerzos para no caer derrotado y tener opciones en el último tramo. Al contrario que el 1-0 y repliegue más contra, Quique ha dotado a su Espanyol, invicto ante los tres primeros, de un planteamiento que, más en fondo que en forma, repitió Paco Jémez.
La UD Las Palmas saltó al campo con la idea de presionar muy arriba al Barça de Valverde, asumiendo riesgos propios de la idea y entendiendo que regalar los primeros 60 metros del campo es una opción, a 90 minutos, de presumible poco éxito para su equipo y sus jugadores. Así, cuando arrancó la segunda parte, en un contexto en el que se había logrado la igualada, mantuvo las líneas mucho más juntas y no las separó hasta el pitido final. La exigencia defensiva que requiere jugar ante los mejores viene de la mano de una exigencia emocional por parte de estos que está siendo aprovechada más por tramos que durante todo el choque.
No es casualidad que los recién ascendidos estén ofreciendo una campaña tan notable desde su propio sistema y desde la capacidad de variar dentro de los partidos sus planes de reacción. Ante un Real Madrid con objetivos ya alejados y con el Paris Saint-Germain en el horizonte, será interesante comprobar cómo entiende el técnico getafense el momento al que llegan los dos al choque y cómo puede defender, sabiendo de antemano, que los dos partidos en uno están teniendo su recompensa.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El técnico del RCD Espanyol hablaba haces ya varias semanas de llegar vivo al final del partido, de poder gestionar los esfuerzos para no caer derrotado y tener opciones en el último tramo.
Ante un Real Madrid con objetivos ya alejados y con el Paris Saint-Germain en el horizonte, será interesante comprobar cómo entiende el técnico getafense el momento al que llegan los dos al choque